jue. May 30th, 2024



Bintou Keita, Representante Especial del Secretario General y jefe de la Misión de Estabilización de la ONU en la República Democrática del Congo, dijo que nuevos avances hacia la paz y la estabilidad son requisitos previos para que la misión, conocida como MONUSCO, se retire responsablemente, de acuerdo con su reducción planificada.

Crisis en el este

Las situaciones humanitarias y de seguridad en las provincias congoleñas orientales de Ituri, Kivu del Norte y del Sur siguen siendo motivo de grave preocupación para la comunidad internacional.

En medio de la violencia en curso de los grupos armados, incluidas las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF), la erupción del monte Nyiragongo el 22 de mayo provocó movimientos de población a gran escala, lo que exacerbó los desafíos existentes planteados por la pandemia de COVID-19 y el resurgimiento de los casos de ébola.

También se registraron recientes explosiones de bombas en la ciudad de Beni, y las tensiones entre comunidades están aumentando en Ituri y Kivu del Sur.

“La población civil sigue estando gravemente amenazada por los ataques de grupos armados y en el contexto de seguridad más amplio”, advirtió la Sra. Keita.

Nuevo gobierno

Al describir los acontecimientos políticos recientes, la Sra. Keita dijo que un nuevo gobierno de coalición, la Unión Sacrée de la Nation, asumió recientemente el poder, con el Primer Ministro Jean-Michel Sama Lukonde Kyenge inaugurado el 26 de abril.

Quince mujeres ocupan puestos ministeriales, lo que representa un aumento de casi el 30% con respecto al último gobierno.

También señaló la reciente declaración de un “estado de sitio” en las provincias de Ituri y Kivu del Norte, donde la violencia de los grupos armados ha sido una de las peores del país, y acogió con satisfacción los compromisos del nuevo Gobierno de mejorar la protección de los civiles y combatir a quienes perpetran crímenes contra ellos, y celebrar elecciones nacionales y locales en 2023.

En particular, la Sra. Keita llamó la atención del Consejo sobre un plan de acción recientemente publicado por el nuevo Gobierno, que tiene como objetivo neutralizar a los grupos armados violentos.

También incluye un nuevo programa de desarme, desmovilización, reintegración comunitaria y estabilización de excombatientes.

Reducción de MONUSCO

Como había solicitado anteriormente el Consejo, la Sra. Keita anunció el establecimiento de un grupo de trabajo conjunto a través del cual la MONUSCO y el Gobierno congoleño trabajarán juntos para impulsar el nuevo y prometedor plan de acción.

Lanzado el 5 de julio, su primera tarea será desarrollar un plan para la transición y la reducción gradual de la MONUSCO, que incluya hitos e indicadores concretos, que se presentará al Consejo en septiembre.

Las discusiones sobre la reducción de la MONUSCO han estado en curso desde 2018, cuando un traspaso pacífico largamente buscado llevó al poder al presidente Félix Antoine Tshisekedi Tshilombo.

Una estrategia conjunta para la reducción de la Misión, presentada en 2020, está consolidando progresivamente la huella de la ONU en Kivu del Norte, Kivu del Sur e Ituri.

Las operaciones de la MONUSCO en Kasaïs finalizaron en junio y, según la estrategia conjunta, la Misión también se retirará de la provincia de Tanganica a mediados de 2022, si las condiciones lo permiten.



Fuente de la Noticia