sáb. Abr 20th, 2024


El portavoz Jens Laerke de la oficina de asuntos humanitarios de la ONU (OCHA) dijo el martes que las operaciones continuaban y que la ONU ya había ayudado a ocho millones de personas solo este año.

Pero advirtió que no se había cumplido el requisito de financiación de 1.300 millones de dólares y que faltaban suministros en la nación ahora controlada por los talibanes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también advirtió que a pesar de la entrega aérea del lunes de 12,5 toneladas métricas de suministros médicos que cubrirán las necesidades básicas de salud de más de 200.000 personas, todavía “no es suficiente”.

La portavoz de la OMS, Dra. Margaret Harris, dijo que aunque la agencia de salud de la ONU estaba planeando dos vuelos de suministro más esta semana, quería “vuelos continuos” para restaurar los servicios básicos.

Advirtió que antes de la toma de posesión de los talibanes, se proyectaba que unos 12,2 millones de personas sufrirían inseguridad alimentaria y desnutrición; Llevar suministros a Afganistán era “absolutamente crítico”, dijo.

Bordes abiertos

También al informar a los periodistas en Ginebra el martes, la agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR, reiteró su llamado a los Estados vecinos para que mantengan sus fronteras abiertas a quienes huyen de Afganistán.

Alrededor de 3,5 millones de personas están desplazadas dentro del condado y muchos de los que desean cruzar a países como Pakistán o Irán pueden no tener los documentos que necesitan, dijo el portavoz de ACNUR, Andrej Mahecic, quien afirmó que si bien muchos de los que cruzaron a Pakistán no lo habían hecho. “Expresaron una clara intención de buscar asilo” a los supervisores fronterizos, “sin embargo, tienen necesidades de protección internacional” y “es posible que no puedan cruzar sin pasaportes y documentación de visa.

“De ahí nuestro llamamiento a los países vecinos de Afganistán para que mantengan sus fronteras abiertas y permitan que aquellos que puedan estar en riesgo busquen seguridad”.

El portavoz del ACNUR elogió a Pakistán por haber acogido a refugiados afganos durante décadas, con 1,4 millones registrados allí. Añadió que, si bien era consciente de las presiones que esto representa, el ACNUR seguía dispuesto a ayudar a las autoridades nacionales a ampliar la respuesta a las necesidades humanitarias.

Los niños ‘han sufrido bastante’

Los informes alarmantes sobre violaciones de derechos humanos contra civiles en Afganistán han dado lugar a reiterados llamamientos desde la toma del poder del país por los talibanes hace dos semanas, para que el grupo fundamentalista y otras partes respeten y protejan los derechos humanos de todos los afganos, incluidos niños y niñas.

Con al menos el 45 por ciento de la población afgana menor de 15 años, dos importantes expertos de la ONU instaron a la comunidad internacional a no abandonar a los niños de Afganistán: “Garantizar la protección de los niños de cualquier daño e incluir sus voces y necesidades es fundamental para la sostenibilidad paz y desarrollo en Afganistán ”, dijeron Virginia Gamba, Representante Especial para los niños atrapados en un conflicto armado, y Najat Maalla M’jid, Representante Especial para combatir la violencia contra los niños.

Dijeron que estaban particularmente preocupados por los derechos de las niñas, incluida la violencia sexual y de género, así como su derecho a la educación.

Además, instaron a los talibanes a garantizar el respeto y la protección de la ayuda humanitaria y el personal, ya que más de 10 millones de niños en todo Afganistán necesitan asistencia humanitaria para sobrevivir, según las Naciones Unidas sobre el terreno. “Los niños de Afganistán ya han sufrido bastante”, dijeron.

Unsplash / Marrón Mate

El sol se pone en Kabul, Afganistán.





Fuente de la Noticia