mié. Abr 24th, 2024


Unos 18 millones de personas en el país necesitan ayuda y se espera que uno de cada tres niños sufra desnutrición grave este año, dijo el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, UNICEF.

Hablando a través de Zoom desde la capital, Kabul, el jefe de operaciones de campo y emergencias de la agencia, Mustapha Ben Messaoud, informó haber visto bebés hambrientos, algunos con heridas terribles después de los enfrentamientos entre los nuevos gobernantes del país y las Fuerzas de Seguridad afganas.

“En Kandahar, he visto los impactos directos de este reciente brote en los combates y ese impacto son los niños gravemente desnutridos que he visto heridos de tal manera, que es difícil de describir, niños pequeños, de tan solo 10 meses”, dijo. .


Kabul último

Dentro de Kabul, el Sr. Ben Messaoud dijo que la situación estaba “mejorando”, aunque los equipos de salud móviles de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se habían visto obligados a detener sus operaciones en los últimos días debido a la inseguridad. “Hay una gran necesidad allí a la que debemos atender”, agregó el funcionario de UNICEF.

Los recientes combates también han cobrado un alto precio en un sistema de salud ya frágil, que enfrenta “una escasez de suministros y equipos médicos esenciales en medio de la pandemia de COVID-19”, dijo el portavoz de la OMS Tarik Jasarevic. “La evaluación de las necesidades y la prestación de servicios por parte de los equipos de salud móviles están en espera durante las últimas 24 horas y eso se debe a la seguridad y la situación impredecible en Kabul”.

Abusos ‘escalofriantes’

Desde la oficina de derechos humanos de la ONU, ACNUDH, el portavoz Rupert Colville subrayó “informes escalofriantes de abusos a los derechos humanos y restricciones a los derechos de las personas, especialmente mujeres y niñas, en algunas partes del país capturados durante las últimas semanas. Se siguen recibiendo informes de este tipo.

Desafortunadamente, por el momento, el flujo de información se ha interrumpido considerablemente y no hemos podido verificar las acusaciones más recientes “.

Colville también describió “escenas desesperadas” en el aeropuerto de Kabul el lunes, donde videos proyectados en las redes sociales mostraban a hombres desesperados aferrados a un avión de la fuerza aérea estadounidense mientras se preparaba para salir de la capital.

“Afortunadamente, la capital y las otras últimas ciudades importantes que se capturaron, como Jalalabad y Mazar-e-Sharif, no fueron objeto de combates prolongados, derramamiento de sangre o destrucción”, continuó. “Sin embargo, el miedo infundido en una proporción significativa de la población es profundo y, dada la historia pasada, completamente comprensible”.

© UNICEF Afganistán

Niño pequeño en el campamento de personas desplazadas de Haji en Kandahar, Afganistán (archivo)

Honrando promesas

El Sr. Colville dijo que los portavoces de los talibanes habían emitido varias declaraciones, incluida la promesa de una amnistía para quienes trabajaban para el gobierno anterior. “También se han comprometido a ser inclusivos.

Han dicho que las mujeres pueden trabajar y las niñas pueden ir a la escuela. Tales promesas deberán cumplirse y, por el momento, nuevamente comprensiblemente, dada la historia pasada, estas declaraciones han sido recibidas con cierto escepticismo. No obstante, las promesas se han hecho y se analizará de cerca si se cumplen o no se cumplen “.

En medio de graves preocupaciones sobre el riesgo de nuevas violaciones de derechos humanos contra civiles en Afganistán basadas en el anterior gobierno talibán, la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) instó a las naciones de acogida de refugiados a no repatriar a ciudadanos afganos vulnerables.

“A raíz del rápido deterioro y la situación de seguridad y derechos humanos en gran parte del país y de la emergencia humanitaria que se desarrolla, el ACNUR insta a los Estados a que detengan los posibles retornos de ciudadanos afganos que previamente se ha determinado que no necesitan asistencia internacional protección ”, dijo la portavoz Shabia Mantoo.

Detención de devoluciones

Por el momento, el número de personas que salen de Afganistán en busca de refugio en los países vecinos ha sido relativamente bajo, explicó Mantoo, antes de subrayar las necesidades masivas dentro del país.

“De los cientos de miles de personas que han sido desplazadas, ahora tenemos 550.000 personas desplazadas dentro del país, por lo que todavía están dentro de Afganistán”, dijo. “En las últimas semanas, la mayoría de los que han huido en las últimas semanas y el 80 por ciento de los que se han desplazado recientemente son mujeres y niños”.

Con 13 oficinas sobre el terreno en Afganistán y décadas de experiencia en comunidades rurales, el funcionario de UNICEF, Sr. Ben Messaoud, señaló que ya se había establecido contacto con representantes de los talibanes.

Incluso había motivos para ser “un poco optimistas”, dijo, y señaló que “la posición de los talibanes es más o menos la misma, pero hemos visto pequeñas diferencias, especialmente en términos de educación de las niñas. Hay áreas, parte del país, donde nos dijeron que están esperando la guía de sus líderes, religiosos y políticos. En otros lugares, en realidad dijeron que querían que la educación y la escuela de las niñas estuvieran funcionando “.

© UNICEF Afganistán

Un campamento de desplazados internos en Kandahar (archivo)

Preocupaciones de la agencia de migración

El director de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), António Vitorino, se hizo eco de la preocupación por todos los desplazados por la violencia y los civiles que necesitan asistencia.

El país ya se ha visto gravemente afectado por años de conflicto y sequía, dijo en un comunicado, y agregó que casi 400.000 personas han sido desplazadas desde principios de año como resultado de la violencia en curso, mientras que más de cinco millones ya lo estaban internamente. desplazados y dependientes de la ayuda humanitaria.

“La OIM reitera que la seguridad y protección de los civiles sigue siendo la prioridad número uno y hace un llamamiento a todas las partes para que garanticen el acceso sin trabas de todos los agentes humanitarios que brindan socorro y asistencia muy necesaria a las poblaciones afectadas que deberían poder seguir ejerciendo sus derechos fundamentales, ”Dijo el Sr. Vitorino.

Tras hacerse eco del llamado del secretario general de la ONU, António Guterres, para el fin inmediato de la violencia y la protección de los derechos de los civiles, el jefe de la OIM insistió en que garantizar la seguridad de los civiles es “primordial y debe ser una prioridad para todos los involucrados. La OIM insta a todas las partes a continuar los esfuerzos para mantener el diálogo y trabajar hacia una resolución pacífica de la situación, dando prioridad al bienestar del pueblo afgano ”.

Llamamiento de protección del personal nacional

Con respecto al personal nacional que ha ayudado a las Naciones Unidas y sus socios en el pasado, el portavoz de la ONU en Ginebra, Rhéal LeBlanc, reiteró la insistencia de la Organización de que no deberían sufrir ningún daño.

“Estamos muy agradecidos por el importante trabajo que han realizado para las Naciones Unidas y sus órganos y entidades durante muchos años”, dijo, y señaló que ningún personal de la ONU había sido evacuado de Kabul. “Está claro que los talibanes y otras autoridades tienen la responsabilidad de proteger y garantizar la seguridad del personal de la ONU, ya sea nacional o internacional, y de hacer todo lo posible para garantizar su seguridad”.



Fuente de la Noticia