Ir al contenido

Investigación revela abuso sexual infantil ‘masivo’ en la Iglesia católica francesa


Manos de un miembro de una iglesia levantadas para adorar. Foto – AFP

PARÍS: Alrededor de 216.000 menores fueron abusados ​​sexualmente por el clero católico francés desde 1950, dijo una comisión independiente el martes, calificando la fechoría como un “fenómeno masivo” que fue cubierto por un “velo de silencio”.

La investigación de dos años y medio de la comisión y el informe de 2.500 páginas provocaron indignación ya que la Iglesia católica en Francia y en todo el mundo se enfrenta a un número creciente de denuncias de abusos y enjuiciamientos.

El Papa Francisco expresó “gran dolor” por los “espantosos” hallazgos, dijo un portavoz del Vaticano, y agregó: “Sus pensamientos se dirigen primero a las víctimas, con gran dolor por sus heridas y gratitud por su coraje al hablar”.

El informe encontró que la “gran mayoría” de las víctimas eran niños preadolescentes de diversos orígenes sociales. Sus abusadores fueron principalmente sacerdotes, obispos, diáconos y monjes.

Cuando se incluyen las denuncias contra miembros laicos de la Iglesia, como los maestros de las escuelas católicas, el número de víctimas de abuso infantil sube a 330.000 desde 1950, según el informe.

“Estas cifras son más que preocupantes, son condenatorias y de ninguna manera pueden quedarse sin una respuesta”, dijo el jefe de la comisión, Jean-Marc Sauve, en una conferencia de prensa que dio a conocer el informe de casi 2.500 páginas.

“Hasta principios de la década de 2000, la Iglesia Católica mostró una indiferencia profunda e incluso cruel hacia las víctimas”.

El arzobispo Eric de Moulins-Beaufort, presidente de la Conferencia Episcopal de Francia (CEF), que co-solicitó el informe, expresó su “vergüenza y horror” por los hallazgos.

“Mi deseo hoy es pedir perdón a cada uno de ustedes”, dijo en la conferencia de prensa.

Más noticias en la Web  Jefe de la ONU insta a extender el alivio de la deuda para los países de ingresos medios

´Sistema desviado´

Sauve denunció el “carácter sistémico” de los esfuerzos para proteger al clero de las denuncias de abuso sexual e instó a la Iglesia a pagar reparaciones a pesar de que la mayoría de los casos están mucho más allá del estatuto de limitaciones para el enjuiciamiento.

Su comisión detalló 45 recomendaciones para evitar más abusos, entre ellos el requisito de que los sacerdotes informen a los fiscales de cualquier abuso infantil durante el sacramento de la confesión; según la doctrina católica, los sacerdotes suelen estar obligados al secreto absoluto.

“Esperamos respuestas claras y concretas de la Iglesia”, dijo un colectivo de seis asociaciones de víctimas.

El informe, de casi 2.500 páginas, encontró que la “gran mayoría” de las víctimas eran niños preadolescentes de diversos orígenes sociales.

“La Iglesia Católica es, después del círculo de familiares y amigos, el entorno que tiene la mayor prevalencia de violencia sexual”, dice el informe.

Sauve ya había dicho a la AFP el domingo que una “estimación mínima” de 2.900 a 3.200 miembros del clero habían abusado sexualmente de niños en la Iglesia francesa desde 1950.

Sin embargo, solo un puñado de casos motivó una acción disciplinaria en virtud del derecho canónico, y mucho menos un enjuiciamiento penal.

La comisión comenzó su trabajo después de que el Papa Francisco se comprometiera a abordar los abusos de los sacerdotes en mayo de 2019, ordenando a las personas que conozcan los casos que los informen a los funcionarios de la Iglesia.

En Francia en particular, el caso de Philippe Barbarin, un arzobispo inicialmente condenado por no informar a la policía sobre el abuso de los boy scouts por parte de un sacerdote, generó indignación después de que fue absuelto en enero de 2020.

Más noticias en la Web  Equipos de la ONU que ayudan a decenas de miles de refugiados, luego de que un incendio masivo arrasara el campamento en Bangladesh |

Francois Devaux, director de una asociación de víctimas, condenó un “sistema desviado” y pidió un nuevo concilio “Vaticano III” para trazar un camino a seguir.

estupefacto

“Finalmente han dado un reconocimiento institucional a las víctimas de todas las responsabilidades de la Iglesia, algo para lo que los obispos y el Papa aún no están preparados”, dijo Devaux en la conferencia de prensa.

“Estoy estupefacto”, dijo Yolande Ormancey, una feligresa de 63 años que rezaba el martes en la basílica de Fourvière en Lyon, sureste de Francia.

“Espero que se castigue a estos criminales y se ofrezca apoyo a las víctimas cuyas vidas se han arruinado”, dijo.

Las estimaciones de las víctimas se basaron en gran medida en un estudio representativo realizado por el instituto de investigación médica y de salud INSERM de Francia.

Sauve y su equipo de 21 especialistas, todos no afiliados a la Iglesia, también entrevistaron a cientos de personas que se acercaron a contar sus historias.

“Si el velo de silencio que cubre los actos cometidos finalmente ha sido rasgado … se lo debemos al coraje de estas víctimas”, escribió.

La comisión también tuvo acceso a los archivos de la policía y de la Iglesia, citando solo dos casos de rechazo de las instituciones de la Iglesia a entregar los documentos solicitados.

En general, encontró que el 2,5 por ciento del clero francés desde 1950 había abusado sexualmente de menores, una proporción por debajo del 4,4 al 7 por ciento descubierto por investigaciones similares en otros países.

Si bien eso implicaría un número inusualmente alto de víctimas por agresor, “un depredador sexual puede de hecho tener un gran número de víctimas, especialmente aquellos que atacan a los niños”, encontró el informe.

Más noticias en la Web  Primera Persona: 'Cerrar la brecha entre la juventud indígena y el mundo' |



Source link