Ir al contenido

Jefe de la ONU hace un llamamiento a los países para que firmen un tratado de prohibición de los ensayos nucleares |



Su solicitud se produjo en declaraciones a la última conferencia para promover la entrada en vigor del tratado, que fueron entregadas por el Alto Representante de la ONU para Asuntos de Desarme, Izumi Nakamitsu.

Aceptación casi universal

El TPCE fue adoptado en 1996 y ha sido firmado por 185 países y ratificado por 170 de ellos, incluidos tres Estados poseedores de armas nucleares: Francia, Rusia y el Reino Unido.

Sin embargo, para que el tratado entre en vigor, debe ser firmado y ratificado por 44 países titulares de tecnología nuclear específicos, ocho de los cuales aún faltan.

El Secretario General afirmó que la prohibición de los ensayos nucleares es un elemento esencial de un mundo libre de armas nucleares.

El TPCE “ha creado una norma adoptada casi universalmente contra las pruebas de armas nucleares”, agregó.

‘Decepcionante y frustrante’

El jefe de la ONU aplaudió a la Comisión Preparatoria, la oficina que trabaja para lograr la entrada en vigor del tratado, por sus incansables esfuerzos para establecer un sistema de verificación global, robusto y probado que pueda realizar el monitoreo en tiempo real de los ensayos nucleares en cualquier parte del mundo.

“Dada su necesidad y disponibilidad, es decepcionante y frustrante que el Tratado aún no haya entrado en vigor. Todos conocemos la razón de esto: los ocho Estados restantes del Anexo II cuyas ratificaciones son necesarias para la entrada en vigor del Tratado ”. él dijo.

“Como resultado, un elemento crítico de nuestra seguridad colectiva no puede ser completamente operativo. Reitero mi llamamiento a estos Estados para que firmen y ratifiquen el TPCE lo antes posible. También pido a todos los demás Estados que aún no han firmado o ratificado el tratado que lo hagan sin demora ”.

Más noticias en la Web  Los expertos reales creen que Harry, el traslado de Meghan a Los Ángeles fue un gran "error"

‘Estado de limbo’

El Secretario General expresó su esperanza de que llegará el día en que ya no sea necesario convocar la Conferencia del Artículo XIV. Se ha celebrado cada dos años desde 1999.

“Hemos permanecido en este estado de limbo durante demasiado tiempo”, él dijo.

“Ninguna norma o moratoria puede reemplazar una prohibición legalmente vinculante. Los Estados deben aprovechar esta ocasión para redoblar sus esfuerzos. Pensar creativamente. Y actuar en interés de la seguridad de todo el mundo “.



Fuente de la Noticia