jue. Abr 18th, 2024



Según el nuevo informe de política “Pobreza multidimensional en el Líbano: realidad dolorosa y perspectivas inciertas”, el 82% de la población vive en pobreza multidimensional, que tiene en cuenta factores distintos de los ingresos, como el acceso a la salud, la educación y los servicios públicos.

En un informe anterior, publicado hace un año, la CESPAO descubrió que entre 2019 y 2020, la tasa de pobreza del recuento ya había aumentado del 28% al 55%. Según la última actualización, la tasa de pobreza multidimensional en el Líbano casi se ha duplicado del 42% en 2019 al 82% en 2021.

Fondo de solidaridad social

La Secretaria Ejecutiva de la CESPAO, Rola Dashti, reiteró su llamamiento para el establecimiento de un fondo de solidaridad social para el país asolado por la crisis.

Recordó una propuesta que presentó la CESPAO el año pasado, en la que pedía al 10% más rico del Líbano, que en ese momento poseía casi 91.000 millones de dólares de riqueza, para financiar la brecha para la erradicación de la pobreza haciendo contribuciones anuales del 1% de su riqueza neta.

Según el estudio, las perturbaciones combinadas expusieron al tipo de cambio de la libra libanesa a “presiones tremendas”, lo que provocó la depreciación de la moneda. Entre junio de 2019 y junio de 2021, la inflación se disparó al 281%.

Esto ha provocado una disminución significativa del nivel de vida tanto de los libaneses como de los no libaneses, y ha provocado una privación desenfrenada.

La “extrema pobreza multidimensional”, afecta hoy al 34% de la población, superando la mitad, en algunas zonas del país.

Salud, educación y vivienda

Dado que la crisis socioeconómica sin precedentes aflige a todos los segmentos de la sociedad, los grupos de población en los extremos más altos y más bajos de la escala educativa tienen ahora índices de pobreza similares.

El estudio también muestra que la proporción de hogares privados de atención médica aumentó al 33%, y la proporción de aquellos que no pueden obtener medicamentos también ha aumentado a más de la mitad.

Para la Sra. Dashti, “mitigar el impacto de la crisis requiere solidaridad y cooperación entre todos los segmentos de la sociedad libanesa”.

Instó al desarrollo de esquemas de protección social eficaces que respondan mejor a las necesidades de los pobres, especialmente a los más afectados, y a que se amplíe su alcance para incluir a los desempleados.

Según la CESPAO, el progreso de las investigaciones sobre el desarrollo y la disponibilidad de encuestas más detalladas ampliaron el concepto de pobreza para incluir las condiciones de vida reales y factores no relacionados con los ingresos.

Este concepto se ha formalizado en la escala de “pobreza multidimensional” y se mide en seis dimensiones clave: educación, salud, servicios públicos, vivienda, activos y propiedad, y empleo e ingresos.



Fuente de la Noticia