Los enfrentamientos en Myanmar desplazan a miles, informa la oficina humanitaria de la ONU |



En una actualización humanitaria, publicada el martes, la Oficina también tomó nota de informes no confirmados de varios miles de personas que huyeron de las hostilidades en los últimos días en las regiones de Kayin y Bago, en el centro de Myanmar, cerca de Yangon. También se informó de que una clínica médica resultó dañada por disparos en un municipio del estado de Mon, también en la parte central del país.

Se estima que 7.100 civiles están ahora desplazados internamente en las dos regiones debido a los ataques indiscriminados de las Fuerzas Armadas de Myanmar (MAF) y la Unión Nacional Karen (KNU), así como a la creciente inseguridad desde diciembre de 2020, según la actualización.

“ACNUR [the UN refugee agency] está colaborando con socios en el terreno para explorar posibilidades de brindar asistencia humanitaria crítica y apoyo a los desplazados. Otras 3.848 personas en el estado de Kayin han cruzado la frontera con Tailandia desde el 27 de marzo, debido al temor de nuevas hostilidades en la zona ”, dijo OCHA.

Se cree que la mayoría regresó a Myanmar y las autoridades tailandesas dijeron que, al 1 de abril, permanecían en Tailandia 1.167, agregó la Oficina.

‘Profunda preocupación’ por el impacto continuo de la crisis

Mientras tanto, la crisis política más amplia en Myanmar continúa golpeando duramente la vida en la nación del sudeste asiático.

La oficina de derechos humanos de la ONU (ACNUDH) ha recibido informes creíbles de que al menos 568 mujeres, niños y hombres han sido asesinados desde el golpe militar del 1 de febrero, aunque se teme que el total sea probablemente mucho mayor.

Más noticias en la Web  El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed Bin Salman, da la bienvenida al bebé

También se ha expresado preocupación por el impacto en los sistemas de salud y educación de Myanmar, así como por los efectos a largo plazo de la violencia en los niños.

Cuanto más continúe la situación actual de violencia generalizada, más contribuirá a un estado continuo de angustia y estrés tóxico para los niños, que puede tener un impacto de por vida en su salud mental y física, advirtieron altos funcionarios de la ONU la semana pasada.

Desde el 1 de febrero, ha habido al menos 28 ataques contra hospitales y personal de salud y siete ataques contra escuelas y personal escolar, dijo a periodistas el portavoz de la ONU Stéphane Dujarric en una conferencia de prensa en la sede de la ONU, en Nueva York, el martes.

“Los ataques contra voluntarios sanitarios y contra ambulancias están impidiendo que la ayuda vital llegue a los civiles heridos por las fuerzas de seguridad”, añadió.

Las agencias de la ONU también han informado de fuertes aumentos en los precios de los alimentos y el combustible en muchas partes de Myanmar, como consecuencia de la cadena de suministro y las interrupciones del mercado. A los trabajadores humanitarios les preocupa que, si continúan las tendencias de los precios, “socavarán gravemente” la capacidad de los más pobres y vulnerables de poner suficiente comida en la mesa familiar.



Fuente de la Noticia