mar. Jun 18th, 2024


Dirigiéndose a los embajadores, el jefe de asuntos políticos de la ONU reiteró el llamado del Secretario General de la ONU de que “no puede haber alternativa a la diplomacia y el diálogo”.

Destacando las “preocupaciones de seguridad complejas y de larga data y las percepciones de amenazas que se han planteado”, la Secretaria General Adjunta de Asuntos Políticos y de Consolidación de la Paz, Rosemary A. DiCarlo, repitió que cualquier intervención militar que involucre a Rusia o a las fuerzas de la alianza de la OTAN que sean también ahora en alerta máxima, debe evitarse.

Dijo que cualquier incursión de un Estado en el territorio de otro, sería contraria al derecho internacional ya la Carta de las Naciones Unidas.

Escalada

Según ella, se informa que, además de las 100.000 tropas en suelo ruso a lo largo de la frontera con Ucrania, también se informa que un número no especificado de tropas y armas rusas se están desplegando en Bielorrusia antes de los ejercicios militares conjuntos a gran escala en febrero en las fronteras con Ucrania. , Polonia y los Estados Bálticos.

Según los informes, los miembros de la OTAN también están planeando despliegues adicionales en los estados miembros de Europa del Este, y la OTAN ha informado que 8.500 soldados están ahora en alerta máxima.

“Las acusaciones y recriminaciones entre los diversos actores involucrados en las discusiones en curso han creado incertidumbre y aprensión de muchos ante la inminencia de un enfrentamiento militar“, ella dijo.

Esfuerzos diplomáticos

La Sra. DiCarlo también dio la bienvenida a las discusiones diplomáticas en curso y dijo que la ONU espera que una distensión exitosa fortalezca la paz y la seguridad en Europa.

Estos esfuerzos incluyen una reunión del 13 de enero en Viena organizada por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y una reunión del 21 de enero entre el Secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken, y el Ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, en Ginebra.

El 26 de enero se celebró en París una reunión del formato Normandía (grupo formado por Francia, Alemania, Rusia y Ucrania creado en 2014 para abordar el conflicto en Ucrania).

Otra reunión del formato de Normandía está programada para la segunda semana de febrero en Berlín.

Para el jefe político de la ONU, este segundo encuentro es “otra señal de que la diplomacia puede funcionar”.

Aún así, seguimos muy preocupados porque, incluso mientras continúan estos esfuerzos, las tensiones siguen aumentando en medio de una peligrosa acumulación militar en el corazón de Europa.”, advirtió.

Instó a todos los actores a “abstenerse de la retórica y las acciones provocativas para maximizar las posibilidades de que la diplomacia tenga éxito”.

Acción de la ONU

El Secretario General Adjunto también dijo que las agencias de la ONU seguirían comprometidas con el cumplimiento de sus mandatos en Ucrania.

Se debe respetar el acceso humanitario seguro y sin obstáculos, en cualquier circunstancia, para brindar apoyo a los 2,9 millones de personas que necesitan asistencia., con la mayoría en áreas no controladas por el Gobierno”, dijo.

La Misión de Vigilancia de los Derechos Humanos de la ONU también continúa documentando las bajas civiles, ya que el conflicto entra en su octavo año.

El conflicto, que estalló poco después de que Rusia se anexionara Crimea en marzo de 2014, se ha cobrado la vida de más de 14.000 personas, incluidos aproximadamente 3.000 civiles, y ha herido a más de 7.000 civiles, según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH). ).

Además, alrededor de 1,5 millones de personas han sido desplazadas internamente desde el estallido del conflicto, según cifras del gobierno ucraniano.

Nadie está más pendiente de los esfuerzos diplomáticos actuales que el pueblo de Ucrania.”, dijo la Sra. DiCarlo, señalando que “han soportado un conflicto que se ha cobrado más de 14.000 vidas desde 2014 y que, trágicamente, aún está lejos de resolverse”.

Para ella, “es dolorosamente obvio que cualquier nueva escalada en Ucrania o sus alrededores significaría más matanzas y destrucción innecesarias”.

La Sra. DiCarlo también cree que “cualquier escalada o nuevo conflicto asestaría otro duro golpe a la arquitectura construida con tanto esfuerzo durante los últimos 75 años para mantener la paz y la seguridad internacionales”.

Estados Unidos: ‘No podría haber más en juego’

Dirigiéndose al Consejo, la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Linda Thomas-Greenfield, describió la situación como “urgente y peligrosa”, declarando que “lo que está en juego no podría ser mayor”.

“[It is] una amenaza para la paz y la seguridad tan clara y consecuente como nadie podría imaginar“, ella dijo.

Según ella, las acciones de Rusia “no solo amenazan a Ucrania, amenazan a Europa y al orden internacional”.

“Si Rusia sigue invadiendo Ucrania, ninguno de nosotros podrá decir que no lo vimos venir. Y las consecuencias serán terribles, por eso esta reunión es tan importante hoy”, agregó.

Al señalar la “mayor movilización de tropas en Europa en décadas”, la Sra. Thomas-Greenfield dijo que sigue esperando que Rusia elija el camino de la diplomacia, pero argumentó que la comunidad internacional “no puede esperar y ver”.

El embajador concluyó diciendo que “la diplomacia no prosperará en un ambiente de amenaza y escalada militar”.

“Buscamos el camino de la paz. Buscamos el camino del diálogo. No queremos confrontación. Pero seremos decididos, rápidos y unidos si Rusia sigue invadiendo Ucrania”, dijo.

Rusia: Azotando la ‘histeria’

En su turno para hablar dentro de la cámara del Consejo, el embajador de Rusia, Vasily Nebenzia, negó una vez más que su país tuviera planes de invadir Ucrania y acusó a Estados Unidos de convocar la reunión para “avivar la histeria”.

Simplemente no entendemos lo que estamos discutiendo aquí hoy y por qué estamos aquí“, dijo el señor Nebenzia.

Al comienzo de la reunión, Rusia pidió una votación de procedimiento para archivar la reunión sobre Ucrania, pero no obtuvo suficiente apoyo de otros miembros del Consejo.

El embajador Nebenzia cuestionó la cifra de 100.000 soldados y agregó que todos los despliegues se habían realizado dentro del territorio ruso, lo que ha sucedido con frecuencia antes, en diversos grados, “y no ha causado ningún tipo de histeria”.

“No hay pruebas para confirmar estas graves acusaciones” de un movimiento hacia la guerra, dijo, y agregó que constituyen “una provocación en sí mismas” y que “los vecinos ucranianos ya están sintiendo el impacto económico”.

El alto diplomático también acusó a las potencias occidentales de “llenar Ucrania de armas”.

“Estás esperando que suceda, como si quisieras que tus palabras se hicieran realidad”, agregó.

Ucrania: No nos ‘inclinaremos’ ante las amenazas

Dirigiéndose a los embajadores, el Representante Permanente de Ucrania, Sergiy Kyslytsya, argumentó que ahora se requiere “hablar seriamente” dentro del Consejo de Seguridad para encontrar un final diplomático a la crisis, “más que nunca”.

Informó que, desde el 22 de diciembre, tiroteos, bombardeos, disparos de francotiradores y el uso sistemático de vehículos aéreos no tripulados (UAV) de ataque contra las tropas ucranianas mataron a 12 militares ucranianos e hirieron a otros 14.

Aseguró que “Ucrania no va a lanzar una ofensiva militar, ni en Donbas ni en Crimea, ni en ningún otro lugar.”

“Ucrania no ve otra alternativa que la resolución pacífica del conflicto en curso y la restauración de su soberanía e integridad territorial”, agregó.

Sin embargo, el diplomático dijo que hay “un aumento en las campañas de desinformación rusas, incluidas las falsas acusaciones de que Ucrania planea un ataque militar”.

El Sr. Kyslytsya también se refirió a la demanda rusa de que se prohíba a Ucrania convertirse en miembro de la OTAN, y señaló el derecho soberano de su país a elegir sus propios arreglos de seguridad.

Ucrania no cederá ante las amenazas destinadas a debilitar a Ucrania, socavar su estabilidad económica y financiera e incitar a la frustración pública.. Esto no sucederá, y el Kremlin debe recordar que Ucrania está lista para defenderse”, concluyó.





Fuente de la Noticia