jue. May 30th, 2024


“Es una trágica ironía que este momento de relativa calma, en comparación con años anteriores del conflicto, sea también un período de inmenso y creciente sufrimiento humanitario del pueblo sirio”, dijo Geir O. Pedersen por videoconferencia.

Lista de quehaceres

Con miras a una solución política facilitada por la ONU, liderada por Siria y de propiedad, respaldada por una diplomacia internacional “constructiva”, el Enviado Especial destacó varios pasos necesarios, comenzando con un alto el fuego a nivel nacional y la necesidad de cerrar los grupos terroristas incluidos en el Consejo de Seguridad. .

También hizo hincapié en abordar la situación humanitaria “grave” con urgencia, al tiempo que subrayó la importancia de evitar las sanciones que exacerban la difícil situación de los sirios comunes.

El Sr. Pedersen vio como “una prioridad clave” la liberación unilateral de detenidos y secuestrados junto con una “acción significativa” para localizar a los desaparecidos.

Se necesitan medidas para crear un “entorno seguro, tranquilo y neutral”, propicio para que los refugiados y los desplazados internos regresen a sus hogares.

Otro objetivo era la participación significativa de las mujeres sirias y la sociedad civil en el proceso político.

Finalmente, el Sr. Pedersen calificó la diplomacia internacional como “esencial” para superar la desconfianza de los participantes internacionales y las partes sirias, ya que puede ayudar a desarrollar “pasos mutuos y recíprocos” con implementación y verificación paralelas.

Elecciones

El Enviado Especial señaló que se están llevando a cabo elecciones presidenciales bajo los auspicios de la constitución actual.

Señaló que esto no se pidió en la resolución 2254 del Consejo de Seguridad, que incluye elecciones, de acuerdo con una nueva constitución, administradas bajo la supervisión de la ONU con todos los sirios, incluida la diáspora, elegibles para participar.

“La ONU no está involucrada en esta elección”, dijo, y calificó la implementación de la resolución 2254 como “el único camino sostenible para poner fin al conflicto y el sufrimiento del pueblo sirio”.

Progreso en espera

Sin avances hacia el avance de la resolución 2254, con participantes que no están dispuestos a dar el primer paso hacia la resolución del conflicto, el Sr. Pedersen temió que Siria se convierta en otro conflicto prolongado, “generaciones duraderas”.

“Hay grandes peligros en no aprovechar la oportunidad que nos brinda el período actual”, dijo. “Siria necesita una atención seria para que podamos aprovechar esta dinámica”.

La escasez de agua

El Coordinador de Ayuda de Emergencia de la ONU, Mark Lowcock, destacó la situación humanitaria, comenzando con la escasez clave de agua en el noreste.

Los niveles reducidos en el Éufrates han impactado a casi 5,5 millones de personas que dependen de él para el agua potable y la presa de Tishreen en la gobernación de Alepo al noreste, que se encuentra en menos de la mitad del mínimo operativo, enfrenta un cierre completo.

Mientras tanto, río abajo en la gobernación de Ar-Raqqa, los niveles de agua en la represa de emergencia de Tabqa están ahora agotados en un 80%, según el Coordinador Humanitario.

Crisis económica en curso

A pesar de una relativa calma, la situación económica apenas ha mejorado y los sirios parecen estar avanzando poco a poco hacia “un abismo aún más profundo”, observó el funcionario de la ONU.

Describió los precios de los alimentos históricamente altos que han dejado al 40 por ciento de la población sin poder pagar alimentos nutritivos, y casi la mitad de las familias sirias encuestadas dijeron que los adultos comen menos para que los niños puedan comer, y la escasez de combustible continúa en todo el país.

© PMA / Jessica Lawson

El conflicto en Siria ha causado una destrucción generalizada en Alepo, Siria.

Protección civil

Describió el impacto en una instalación, el Hospital Quirúrgico de Atareb en la gobernación de Alepo Occidental, de ser atacado, y señaló que atendió a más de 200 pacientes antes del ataque, que ahora se ha reducido a solo 50.

Una de las consecuencias a más largo plazo de los asaltos a las instalaciones de salud, dijo, fue que “esos ataques infunden miedo en la población civil”, desalentándola de buscar estos servicios, “aunque muchos los necesitan desesperadamente”.

Y con 46 asesinatos reportados desde enero y continuos problemas de seguridad, Al-Hol, el campamento más grande para refugiados y personas internamente desplazadas del país, ha sido testigo de la salida de más de 10,000 ciudadanos sirios y no sirios en los últimos dos años.

“Pero quedan más de 60.000 y viven en condiciones inaceptables”, subrayó el Sr. Lowcock, recordando al Consejo que “este es un campamento de niños”, en su mayoría menores de 12 años, y casi 14.000 de cinco años.

“Se merecen un futuro”, enfatizó.

Acceso humanitario

Desde 2019, la ONU no ha podido entregar ayuda a Rukban, el área remota en la frontera siria, mientras que el noreste del país continúa careciendo de suministros de salud esenciales ya que los casos de COVID aumentaron en un 50 por ciento.

Un primer lote de vacunas COVAX respaldadas por la ONU cubrirá a 9.000 trabajadores de la salud, pero como el resto del país necesita vacunas, es “una gota en el océano”, dijo el Coordinador Humanitario.

La autorización del Consejo de Seguridad para la asistencia transfronteriza de la ONU en el noroeste vence en poco más de seis semanas. Sin una extensión, las entregas mensuales de alimentos para 1,4 millones de personas, millones de tratamientos médicos, asistencia nutricional y suministros educativos, desaparecerán.

El jefe de relevo de la ONU dijo a los embajadores que “la operación transfronteriza … un salvavidas para más de 3 millones de personas, no puede ser sustituida”.

“Esperamos que este Consejo se asegure de que ese salvavidas no se rompa”, concluyó.



Fuente de la Noticia