vie. Jul 19th, 2024



Su capacidad para responder y recuperarse de crisis como la COVID-19, y avanzar hacia el desarrollo sostenible, depende del aumento de las capacidades de producción, señala el Informe de países menos adelantados 2021 de la UNCTAD, publicado el lunes, que pide específicamente una mayor inversión en el estado y la producción. capacidades para la agrupación de países menos adelantados (PMA).

“Hoy, los PMA se encuentran en una coyuntura crítica”, dijo Rebeca Grynspan, Secretaria General de la UNCTAD. “Necesitan un apoyo decisivo de la comunidad internacional para desarrollar sus capacidades productivas y capacidades institucionales para enfrentar los desafíos tradicionales y nuevos”.

Se requiere una gran inversión

La UNCTAD define las capacidades productivas como “los recursos productivos, las capacidades empresariales y los vínculos de producción que, en conjunto, determinan la capacidad de un país para producir bienes y servicios y permitirle crecer y desarrollarse”.

El desarrollo de la producción permite a los PMA del mundo fomentar la transformación económica estructural, que a su vez ayudará a reducir la pobreza y acelerar el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas.

El informe advierte que alcanzar los ODS requerirá inversiones y gastos masivos, que van mucho más allá de los propios medios financieros de los PMA.

Lucha de 50 años

La ONU estableció la categoría de PMA hace 50 años. La agrupación de las economías más débiles del mundo se ha expandido desde los 25 países iniciales en 1971, alcanzando un máximo de 52 en 1991, y se sitúa en 46 en la actualidad, con sólo seis países progresando lo suficiente como para dejar de ser considerados PMA.

En las últimas dos décadas, solo un puñado de PMA han mostrado signos alentadores de transformación estructural y mejoras significativas de la productividad, según el informe.

Perspectiva sombría

Las LCD registraron el peor desempeño de crecimiento en aproximadamente tres décadas durante 2020. La pandemia de COVID-19 ha puesto de relieve dramáticamente sus deficiencias institucionales, económicas y sociales, destaca el informe.

La resiliencia limitada de los PMA se refleja en sus bajas tasas de vacunación contra COVID-19, ya que solo el 2% de su población ha logrado vacunarse, en comparación con el 41% en los países desarrollados.

La Sra. Grynspan instó a los socios de desarrollo de los PMA a considerar las necesidades especiales de los más de mil millones que viven en estos países durante la próxima conferencia de la UNCTAD en octubre, bajo el tema, De la desigualdad y la vulnerabilidad a la prosperidad para todos.

Necesidades financieras desalentadoras

El informe de la UNCTAD describe las necesidades de financiación de los PMA como “abrumadoras”, especialmente en relación con los objetivos de transformación estructural.

Por ejemplo, el informe estimó que la inversión anual promedio requerida para alcanzar el objetivo de crecimiento del 7% (ODS 8.1) es de alrededor de $ 462 mil millones, mientras que las necesidades de inversión anual promedio para poner fin a la pobreza extrema (ODS 1.1) en los PMA se calcula en 485 dólares. mil millones.

La inversión anual promedio requerida para duplicar la participación de las manufacturas en el PIB (ODS 9.2) se estima en más de $ 1 billón.

Para generar suficiente financiamiento para el desarrollo, los PMA necesitarán fortalecer su capacidad fiscal, aumentar la movilización de recursos internos y mejorar la efectividad del gasto público, dijo el informe, pero advirtió que incluso esto no será suficiente.

“La comunidad internacional tiene un papel esencial que desempeñar en el apoyo a los PMA en sus esfuerzos por movilizar la financiación adecuada para sus necesidades de desarrollo sostenible”, dice el informe.

Inversión

Según el análisis de la UNCTAD, la mayoría de los PMA necesitarán de tres a cinco años o más para recuperar el nivel de PIB per cápita que tenían en 2019.

Los esfuerzos nacionales para recuperarse deben contar con el apoyo de una nueva generación de medidas de apoyo internacional que estén más estrechamente alineadas con las necesidades de los PMA y las realidades del siglo XXI, dijo Paul Akiwumi, director de la división de la UNCTAD para África y los países menos adelantados.

“Una política industrial decidida debería ser el núcleo de la búsqueda de un crecimiento ecológico y una transformación estructural de los PMA, ya que estos países necesitan diversificarse urgentemente de su dependencia excesiva de los productos básicos”.

Akiwumi agregó que aumentar la inversión en capacidad estatal y capacidades productivas debe estar en el centro del próximo programa de acción para estos países para la década de 2022 a 2031, que se adoptará en la Quinta Conferencia de las Naciones Unidas sobre los PMA en enero de 2022.

También instó a los gobiernos de los PMA a adaptar los programas negociados a nivel internacional a sus condiciones nacionales únicas y a resolver las compensaciones al formular sus planes nacionales de desarrollo.



Fuente de la Noticia