mié. Abr 24th, 2024


Solo unas semanas antes de que los líderes mundiales se reúnan en Glasgow para elaborar planes para frenar el cambio climático, la Comisión Económica para Europa de las Naciones Unidas (CEPE) ha publicado un documento que sostiene que la energía nuclear puede ayudar a cumplir el Acuerdo de París y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

“La energía nuclear es una fuente importante de electricidad y calor con bajas emisiones de carbono que puede contribuir a lograr la neutralidad en carbono y, por lo tanto, ayudar a mitigar el cambio climático”, dijo la Secretaria Ejecutiva de la CEPE, Olga Algayerova.

En el informe de nueva tecnología publicado el miércoles, la agencia advirtió que “se está acabando el tiempo para transformar rápidamente el sistema energético global”, ya que los combustibles fósiles aún representan más de la mitad de la generación de electricidad en la región de la CEPE, que incluye a los países de Europa. pero también países de América del Norte, Asia Central y Asia Occidental.

El informe destaca cómo solo la energía hidroeléctrica ha desempeñado un papel más importante en evitar las emisiones de carbono durante los últimos 50 años.

La energía nuclear es una fuente de energía baja en carbono que ha evitado alrededor de 74 Gt de emisiones de CO2 durante este período, lo que equivale a casi dos años de las emisiones globales relacionadas con la energía, señaló.

Sin embargo, la energía nucleoeléctrica proporciona actualmente el 20% de la electricidad generada en la región de la CEPE y el 43% de la generación con bajas emisiones de carbono.

CEPE

La energía nuclear es una fuente importante de electricidad y calor con bajas emisiones de carbono que contribuye a alcanzar la neutralidad en carbono.

Todavía es tiempo de limitar el cambio climático

La publicación se produce cuando el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) publicó su informe histórico el lunes, advirtiendo que algunas tendencias del cambio climático son actualmente irreversibles, pero todavía hay tiempo para limitarlas con reducciones fuertes y sostenidas en las emisiones de dióxido de carbono ( CO2) y otros gases de efecto invernadero.

El documento de la UNECE también destacó un informe de 2018 del IPCC que prevé que la demanda de generación nuclear aumentará seis veces para 2050 y que la tecnología proporcionará el 25% de la electricidad mundial. La energía nuclear, afirmó, tiene el potencial de aumentar su integración con otras fuentes de energía bajas en carbono en una futura combinación de energía descarbonizada.

Impulsando la región

Según el documento, en la región de la CEPE, la energía nuclear proporciona más del 30% de la generación eléctrica en once países (Bélgica, Bulgaria, República Checa, Finlandia, Francia, Hungría, Eslovaquia, Eslovenia, Suecia, Suiza, Ucrania).

Actualmente, veinte países operan plantas de energía nuclear y quince países tienen nuevos reactores en construcción o en desarrollo. Siete Estados miembros de la CEPE están desarrollando programas nucleoeléctricos por primera vez.

Varios países, como Canadá, República Checa, Finlandia, Francia, Hungría, Polonia, Rumania, Eslovaquia, Eslovenia, Rusia, Ucrania, el Reino Unido y los Estados Unidos, han declarado explícitamente que la energía nucleoeléctrica desempeñará un papel importante en reducir sus emisiones nacionales en el futuro.

Unsplash / Maxim Tolchinskiy

La contaminación del aire de las centrales eléctricas contribuye al calentamiento global.

Mitigación climática

Por el contrario, Bélgica y Alemania han anunciado la eliminación progresiva de la energía nuclear en 2025 y 2023 respectivamente.

Desde 2000 se han cerrado más de 70 reactores por motivos políticos, económicos o técnicos.

En la mayoría de los casos, estos han sido reemplazados, al menos en parte, por la generación de energía con combustibles fósiles. El informe sostiene que esto representa un revés para los esfuerzos de mitigación climática. La Agencia Internacional de Energía y la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA) consideran que prevenir el cierre prematuro de más centrales nucleares es una prioridad urgente para abordar el cambio climático, afirma.

Opciones nucleares

Dado que las plantas de energía nuclear producen electricidad y calor con bajas emisiones de carbono, también ofrecen oportunidades para descarbonizar las industrias de uso intensivo de energía, sostiene el informe de la CEPE, como la ampliación de la producción de acero, hidrógeno y productos químicos con bajo contenido de carbono o cero para descarbonizar las industrias difíciles de descarbonizar. Reducir sectores.

La energía nuclear es competitiva en costos en muchas partes del mundo, afirma. Pero la agencia de la ONU advierte que para prevenir accidentes radiológicos y gestionar los residuos radiactivos, los riesgos deben anticiparse y manejarse adecuadamente.

Algunos países optan por no dedicarse a la energía nucleoeléctrica porque consideran que los riesgos son inaceptables. El informe tecnológico destaca la necesidad de que las naciones que utilizan la energía nuclear trabajen juntas en estos temas para ayudar a mitigar el cambio climático y acelerar el despliegue de tecnologías bajas en carbono.



Fuente de la Noticia